#FreePussyRiot a Barcelona, entrevista a dissidents russos

“El cas de les Pussy Riot mostra a tot el món el que Rússia és en veritat i és l’inici de la caiguda del règim de Putin.”

El 17 d’agost van ser condemnades 3 components de les Pussy Riot a 2 anys de presó per “vandalisme motivat per odi religiós”. El cas d’aquesta banda de punk femení ha traspassat fronteres perquè una performance política a la major catedral de Moscú en la qual es realitzava una transgressora “oració punk” ha portat 3 dels seus membres a la presó i ha deixat ben palesa la situació dels drets civils i les llibertats a Rússia. El fet que el Govern de Putin hagi actuat tan totalitàriament, atacant la llibertat d’expressió, la llibertat creativa i la llibertat del dissens polític, ha impulsat un moviment de solidaritat internacional, al qual també s’han sumat persones tan dispars com Madonna o Paul Mccartney. Les últimes novetats del cas són el recurs presentat per la defensa i la fugida del país de 2 membres de la banda.

Barcelona el 17 d’agost va ser un dels focus de la solidaritat internacional de la crida #FreePussyRiot. Gent de Rereguarda en Moviment, El Lokal i altres activistes compromesos de Barcelona van col·laborar amb activistes russos per tal de portar a terme una acció de suport en la Sagrada Família mentre s’esperava que es dictés la sentència. Un d’ells era l’Andrey Sidelnikov, activista polític rus exiliat en Londres i membre fundador de Speak Up, moviment que denuncia la repressió i la manca de drets civils en Rússia (més info: http://russiaspeakup.wordpress.com/about/). De fet, la internacionalització i la comunicació que ens permeten les xarxes socials 2.0, va portar la presència d’activistes russos a la Plaça del Raspall, en plena Festa Major de Gràcia, on van poder-se fer noves complicitats internacionals. També es va aprofitar l’ocasió per proposar l’acció que tindria lloc dies després…

La solidaritat que ha generat el #FreePussyRiot també pot comprendre’s com un moviment de denúncia multitudinari i internacional de la repressió de diferents Governs, els quals, en plena crisi sistèmica i esgotament del règim de les democràcies liberals,  no dubten en retallar drets i llibertats per salvaguardar l’ordre preestablert. La recent detenció del raper mallorquí Valtonyc per la seva cançó, Circo Balear, o la visita forçosa fa uns mesos de Pablo Hasél a l’Audiencia Nacional acusat d’apologia al terrorisme per les seves cançons, o  la detenció de Pau Llonch, MC d’At Versaris, detingut el 18 de juliol en Sabadell, junt a altres 3 persones, en una nova ràtzia de la macrooperació policial-demencial que Felip Puig va ordenar després de la vaga general del 29 de març (i encara ahir, 29 d’agost, 5 mesos després, s’ha produït una detenció més, la de la Carolina), posen en evidència que no només a Rússia hi ha repressió de la llibertat d’expressió i del dissens polític.

Per tant, encara que els Governs dels EUA i de la UE critiquin la sentència a les Pussy Riot, som perfectament conscients arreu del món que la repressió, la violació de drets civils i llibertats polítiques, l’escassesa democràtica i la instrumentalització de la justícia i de les institucions pels governants són punts en comú des de Moscou a Barcelona. Així que posem en pràctica la solidaritat internacional. De fet, nosaltres estem per tot arreu, i estem decidides a avançar en drets, llibertats i empoderament democràtic.

—–

Transcripció traduïda al castellà de l’entrevista per Okokitsme:

“Soy el líder del movimiento internacional Speak Up!. Organizamos acciones en Londres, pero también en Europa. Hemos organizado acciones en París, Berlín, y ahora en Barcelona. Me alegro de que la gente española nos apoye, y nos han ayudado mucho a organizar la acción.

Sí, y en cuanto a mí, yo no pertenezco a ningún partido ni movimiento, he venido solo, he decidido venir a apoyarlas porque creo que la libertad de expresión artística no ha de ser castigada.

El grupo de punk-rock Pussy Riot cantó una canción en una catedral rusa, contra Putin. Unos días más tarde, fueron detenidas y llevadas a prisión, ahora llevan ya 6 meses en la cárcel. Hoy la gente está haciendo acciones para apoyar a estas chicas, porque hoy un juez en Moscú decidirá su sentencia. En más de 50 ciudades de todo el mundo la gente está saliendo a la calle a apoyar a estas chicas y a apoyar la democracia en Rusia.

En Rusia, la gente fue a apoyar pacíficamente a Pussy Riot durante el juicio y la sentencia, concentrada cerca del juzgado, y la policía les arrestó a todos. ¿Por qué? ¿Sólo por estar allí, de pie, demostrando su apoyo?  Así que el gobierno nos está diciendo que es ilegal apoyar a la gente, apoyar a tus amigos, apoyar a la libertad de expresión…

Hay dos vídeos: uno que es el más famoso, que tiene la canción, pero de hecho hay otro vídeo en YouTube, que es el original, totalmente silencioso. La gente a veces los confunde. El segundo es el producto final, la acción en realidad fue silenciosa, en silencio absoluto.

Yo creo que, si la misma canción, en vez de decir “Madre de Dios, llévate a Putin de aquí”, dijera cualquier otro apellido, no creo que les hubiera pasado todo esto, así que creo que todo viene porque la canción fue contra Putin, y él las quiere castigar.

Todos sabemos en Rusia, y posiblemente se sepa fuera también, que en Rusia no tenemos jueces independientes, y si Putin dice que alguien es culpable… será culpable.  Sin motivos, sólo por su postura política o cualquier otra razón.

Todo está relacionado con la posibilidad de escoger del pueblo ruso. Porque si tuviéramos elecciones reales, la gente sería libre. No tenemos elecciones reales en Rusia, ésa es la base del problema. Si tuviéramos un periodo antes de las elecciones donde todos los candidatos presentaran sus ideas y sus puntos de vista, la gente podría escoger.

En general, tenemos todas las libertades y derechos según la ley y nuestra constitución, pero en la realidad nuestra constitución no funciona, así que no tenemos ningún tipo de derechos, derechos políticos, no tenemos una justicia independiente, no tenemos medios de comunicación independientes…

Tras las elecciones presidenciales y parlamentarias en Rusia, la gente vio los resultados y que ellos no habían votado a este partido, ni esa persona, así que están empezando a despertar y organizar acciones diversas, manifestaciones enormes, muchísima gente está apoyando ahora los Derechos Humanos, y quieren ver Rusia como un país democrático, que es lo que queremos nosotros también. Yo soy ciudadano ruso, pero necesito vivir en Londres porque Londres me ha dado asilo político.

En Moscú también tuvimos el movimiento Occupy, la gente ocupó una de las plazas. En cierto modo fue análogo a lo que pasó aquí, con una mani masiva en las calles, totalmente pacífica, pero el gobierno estaba totalmente en contra y lo paró usando la fuerza policial.

Ahora, lo hemos visto hoy mismo, han detenido a gente sólo por juntarse en grupos. Hay muchos casos… Este verano, la gente que salió a la calle a celebrar el cumpleaños de un compositor famoso [es refereix a Michael Jackson] y tocar su música en el parque y fueron arrestados.

Tenemos muchos casos donde la policía tortura a activistas o a simples ciudadanos. Sin motivos. Algunos mueren en comisarías. En Kazan hubo un caso donde una persona, no era un activista político.
Básicamente le violaron con una botella de champán, hasta matarle, en la comisaría. Le arrestaron, le golpearon intentando que confesara algo, que se inculpara, pero era totalmente inocente. La persona murió y causó un revuelo enorme en Rusia.

Creo que este caso de Pussy Riot muestra a todo el mundo lo que es Rusia de verdad y es el inicio de la caída del régimen de Putin.
Tenemos que ayudar al pueblo ruso. Yo soy ruso, tengo que ayudar, sé que tengo que ayudar. Pido a mis amigos que ayuden. Y todo el mundo que quiera ver Rusia convertida en un país democrático ha de hacer algo, no mucho. Si la gente hace todo unida, creo que haremos un gran progreso en la vida en Rusia.”

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Connect with Facebook


*